Blog

[QVO#012] Inteligencia Colaborativa VII – Facilitación y Propósito

“No puedes predecir las tormentas, pero si prepararte para ellas”

 

En los dos artículos previos (V – Los ingredientes y VI – Estructuras orgánicas, Prácticas y Procesos) hemos recorrido los tres componentes nucleares de la Inteligencia Colaborativa, Personas, Procesos Colaborativos y Procesos Tecnológicos y, también, anticipado que existen otros dos elementos inspiradores y dinamizadores para estos procesos: la Facilitación y el Propósito.

Ambos componentes, a los que dedicamos este artículo de cierre del mini-ciclo sobre la Inteligencia Colaborativa, marcan una diferencia sustancial entre las “unidades colaborativas” y los “equipos tradicionales”.

4. La Facilitación

Ya hemos visto que para el buen funcionamiento dentro y fuera de las unidades colaborativas, disponíamos de unos roles que denominábamos como “estructurales”, destinados a hacer fluir la información, la comunicación, la colaboración y la toma de decisiones dentro de la unidad colaborativa (Coordinación, Facilitación, Secretaría) y a intercomunicar las unidades y abrir la posibilidad de construir diseños orgánicos y dinámicos, en red, mediante los “dobles enlaces” (pares Coordinadores-Representantes).

Para el desarrollo y sostenibilidad de la Inteligencia Colaborativa hay una función crítica, la Facilitación que, a no mucho tardar, va a ser de las más demandadas en aquellas organizaciones que quieran poner, auténtica y genuinamente, a “las personas en el centro”.

La Facilitación se canaliza mediante dos perfiles fundamentales y aún poco presentes en las organizaciones: el del Líder-Facilitador y el rol de Facilitador dentro de una unidad colaborativa:

  • El Líder-Facilitador, al ya hemos dedicado espacio en artículos previos (Liderazgo Consciente, Facilitador y Efectivo y Liderazgo Efectivo en tiempos de Emergencia), pasa por la necesaria resignificación del liderazgo que precisan las organizaciones emergentes. Son líderes que, a su habitual rol de gestión, incorporan un nuevo rol de facilitación, con el que potencian el desarrollo y compromiso de las personas, impulsan nuevos modelos colaborativos y posibilitan el rediseño de las organizaciones. Se ponen al servicio de sus áreas y unidades colaborativas para propiciar procesos enriquecedores en los que el cuidado de las personas y la creación de espacios seguros sean una prioridad. Transforman su rol de liderazgo de una posición en la que se tienen todas las respuestas a una actitud en la que se formulan todas las preguntas.
  • El rol de Facilitador es primordial para el fluido funcionamiento del lúcido entramado de prácticas y procesos que sustentan la actividad dentro de las unidades colaborativas y su intervención propicia que aflore la “magia” de la Inteligencia Colaborativa.

Estos roles Facilitadores, en los que nos focalizamos en este artículo, tienen un papel crucial en la eficiente dinámica interna de las unidades colaborativas.

Superar nuestros viejos hábitos individualistas pasa por un cambio de mentalidad profundo e ir abandonando automatismos profundamente enraizados. Y cualquier cambio de hábitos no es sencillo. Es un proceso de evolución que podemos iniciar con formación y entrenamiento pero que, para su verdadera interiorización, ha de ser vivido en nuestro hacer cotidiano. Ese es el sentido de las prácticas y procesos colaborativos que se desarrollan en las unidades colaborativas y donde se revela la trascendente importancia del facilitador.

Se suele describir al Facilitador como el “guardián” del proceso de la Inteligencia Colaborativa, pues debe cuidar que se lleven a cabo adecuadamente todos sus pasos y normas. Su responsabilidad no es cuidar o proteger a las personas, sino proteger el proceso, para que las personas cuiden de sí mismas. En un símil deportivo, podemos asemejarlo al “árbitro” que está al servicio del juego, no de los jugadores. Al principio puede resultar incómodo, porque nuestros interiorizados hábitos se resisten a dejar paso a las nuevas “formas de percibir y hacer”. Un buen ejemplo es la común la tendencia de algunas personas a ocupar excesivo tiempo o protagonismos o aferrarse a sus opiniones, situaciones para las que un buen facilitador dispone de recursos para moderarlas, haciendo que todas las personas dispongan de similares oportunidades de opinar e intervenir.

Pero, un buen facilitador o facilitadora no solo tiene estas funciones de “árbitro”: para lograr sus objetivos, un propicia y sostiene diversas y relevantes facetas relacionales:

  • crea espacios de confianza mutua y escucha respetuosa, empoderando a las personas para que liberen toda su energía.
  • fomenta la participación y contribución de todas las personas, gestionando la tendencia de algunas a dominar la conversación y de otras a participan poco.
  • ayuda a entablar conversaciones generativas para procesar problemas complejos y conflictos, hasta lograr una comprensión más completa de todos los puntos de vista y mayor compromiso en las decisiones.
  • cuida la eficiencia en tiempo y dinero: ayuda a lograr más en menos tiempo, focalizando la energía en los temas relevantes y reduciendo la necesidad de nuevas reuniones.
  • sostiene los procesos cocreativos: cuida la recogida de todos los puntos de vista y las opiniones sólidas y propicia la generación de soluciones creativas que todos los miembros puedan apoyar y avanzar con un sentido de propiedad compartida.
  • es flexible y está abierto a ideas que, aunque puedan diferir de las normas establecidas, intuye que pueden mejorar la colaboración y la creatividad.
  • adapta su estilo de facilitación a las necesidades de la unidad en cada momento.

No es un rol sencillo, pues para ejercerlo solventemente se requiere un buen nivel de conciencia, formación específica y experiencia en la gestión de personas. Las personas facilitadoras equilibran las dos fuerzas opuestas, pero complementarias, que son esenciales en la vida: el Yin, asociado a la sensibilidad femenina, lo horizontal, las relaciones, y el Yang, vinculado a lo masculino, lo vertical, el orden.

Las unidades colaborativas y las organizaciones están cambiando continuamente, como sistemas complejos que son, y necesitan para un fluir armónico y equilibrado ambas energías, masculina y femenina, para mantener su evolución y sostenibilidad.

Las personas facilitadoras disponen de cualidades personales como:

  • imparcialidad y neutralidad.
  • sensibilidad y respeto con las personas, para que todas tengan voz.
  • carácter para proteger el proceso y hacer cumplir las reglas del juego.
  • conocimiento y experiencia en todos los procesos, herramientas y prácticas colaborativas.
  • implicación en el propósito, principios y valores de la organización y de la unidad.

Aunque inicialmente suelen ser profesionales externos especializados, el objetivo de una organización evolutiva y consciente es lograr, mediante desarrollo interno, que estos perfiles y roles acaben integrados en su plantilla, bien como perfiles dedicados, bien como roles rotativos dentro de las unidades colaborativas.

De forma coloquial, podemos decir que los facilitadores y los líderes facilitadores son los “viralizadores” de la Inteligencia Colaborativa en las organizaciones, sus agentes de transformación. Una buena facilitación es un movimiento profundamente transformador para todos y permite organizaciones flexibles y en permanente evolución. También dedicaremos más espacio sobre la facilitación en futuros artículos de Emergentes.

 

5. Propósito: Principios y Valores

Aunque lo presentamos como último “ingrediente”, el Propósito es realmente el punto de partida en cualquier proyecto o iniciativa compleja. Formalizarlo, comprenderlo y compartirlo entre todos los implicados es fundamental.

Un propósito bien establecido, compartido por todos y capaz de evolucionar de acuerdo con las necesidades de la organización, ofrece a las personas la energía necesaria para la transformación y evolución. Y, en la medida que la Inteligencia Colaborativa es motor de transformación cultural, la claridad alrededor del propósito es crítica para su éxito.

Una organización colaborativa necesita una buena alineación de propósitos en todas las escalas de sistema: individual, grupal y organizacional y los tres han de compartir la misma característica: deben ser evolutivos y compartidos por todos.

Así, la unidad colaborativa nace con un propósito que se alinea y evoluciona con el propósito de la organización. Pero, y este un punto muy relevante, este propósito de la unidad debe estar también alineado con los propósitos vitales de sus miembros. Gracias al uso de los roles, podemos emparejar mejor los intereses de las personas con las necesidades de la unidad. Y todo ello abre un camino poderoso tanto para aflorar los talentos y singularidades de las personas, como propiciar ese ajuste de propósitos entre el de la unidad y los individuales. Sin esa alineación, difícil será sostener el compromiso y motivación de las personas (más con las expectativas de las nuevas generaciones, millenials, Z, etc.)

Junto con Propósito están los Principios y Valores, las creencias fundamentales que guían los comportamientos y la toma de decisiones dentro de la organización. Definen lo que defendemos y su propósito y forma parte de la cultura de la organización. Los principios y valores son como el hilo que conecta todas las acciones individuales.

La comprensión e interiorización del Propósito, Principios y Valores adquieren tremenda importancia cuando queremos ofrecer a las personas, como es el caso de la Inteligencia Colaborativa, gran autonomía en su trabajo, desde el equilibrio libertad-responsabilidad. Igualmente, a este tema del Propósito y los Valores dedicaremos futuros artículo de la serie QVO para profundizar y reflexionar.

 

Los beneficios tangibles e intangibles de la Inteligencia Colaborativa 

“No puedes predecir las tormentas, pero si prepararte para ellas”

Como bien expresan los marinos expertos, en cuanto a las impredecibles pero seguras dificultades a las que más tarde o más temprano se han de enfrentar, en nuestras organizaciones, envueltas en entornos de creciente complejidad, vivimos similares incertidumbres: tampoco podemos predecir las “tormentas”.

Ahora bien, lo que sí está a nuestro alcance es fortalecernos y estar preparados para ellas: sabemos nos van a llegar inexorablemente, cada vez con más frecuencia.

El valor de la Inteligencia Colaborativa para este fortalecimiento interno de nuestras organizaciones es enorme, como auténtica movilizadora y evolucionadora de la Cultura, el Liderazgo y las Personas.

Como conclusión, queremos sintetizar sus beneficios tangibles e intangibles.

La Inteligencia Colaborativa propicia…

  • sentido de comunidad y unidad, de sentirse escuchado y con capacidad de escuchar a otros.
  • transparencia, que crea confianza y motivación.
  • mayor compromiso para trabajar, aumentando la sensación de bienestar.
  • facilidad para enfocarse en la visión y apoyar a la misión, más allá del interés personal.
  • la emergencia de ideas nuevas, mejores y más creativas.
  • la eficacia: hacer mucho más en menos tiempo: mejores resultados y más rápidos.
  • un aprendizaje constante y mejorado, con vibrante sensación de eficacia.
  • un marco operativo experimentado, eficaz y flexible.

 

Conclusiones

Finalizamos con este artículo el mini-ciclo que hemos dedicado a una primera aproximación a la Inteligencia Colaborativa. Como bien anticipamos, es una disciplina-convergente e inmensa que se alimenta de otras muchas disciplinas y prácticas interrelacionadas.

Somos conscientes de que hemos tratado un tanto superficialmente muchos temas y cuestiones que necesitan mayor profundidad. Nuestro objetivo es continuar profundizando en todos ellos, reflexionarlos, entenderlos. Sin prisas, pero sin pausas…

Como conclusión, no olvidemos que podemos definir a la Inteligencia Colaborativa como el corazón para la necesaria Transformación Cultural de nuestras organizaciones, para permitirnos crear nuestro futuro y abrir nuestras mentalidades para navegar de forma consciente y sostenible en el mundo “revuelto” que nos rodea.

 

“Cuanto más profundamente entendemos un sistema, más influencia tenemos para transformarlo”

 Daniel Stillman

Otros Recursos: Todos los artículos del mini-ciclo “Inteligencia Colaborativa”

[QVO#006] Inteligencia Colaborativa I – ¿Colaboramos en nuestras organizaciones?

[QVO#007] Inteligencia Colaborativa II – ¿Colectiva o Colaborativa?

[QVO#008] Inteligencia Colaborativa III – El sentido común del siglo XXI

[QVO#009] Inteligencia Colaborativa IV – ¿Cómo hacerla emerger?

[QVO#010] Inteligencia Colaborativa V – Los ingredientes

[QVO#011] Inteligencia Colaborativa VI – Estructuras orgánicas, Prácticas y Procesos

[QVO#012] Inteligencia Colaborativa VII – Facilitación y Propósito

 

 

 

Comparte esta info con tus amigos

HAZTE SEGUIDOR DE EMERGENTES

Para que estés al día de lo que emerge en las organizaciones

Más artículos

“Una nueva mirada para experimentar, comprender y co-crear el mundo que viene“

Líderes en lo Emergente

Facilitando el cambio hacia organizaciones colaborativas y revelando los potenciales de las personas

Un espacio de reflexión y de conversación sobre el liderazgo, para optimizar talentos y capacidades desde una visión de excelencia.

La combinación de lo sistémico y lo organizativo con una perspectiva profundamente personal.

“Líderes en lo Emergente”

Navegar en un contexto en constante cambio e incertidumbre se vuelve complejo. Frente a esto, ¿cómo liderar con integridad en estos tiempos revueltos?

Generar una cultura organizativa que surfee la ola de la complejidad significa moverse desde la intención consciente hacia una nueva forma de pensar y de trabajar. 

La intención consciente no puede manifestarse sin que realicemos una pausa para una reflexión profunda. Para reorientarnos y ver nuevos enfoques y oportunidades.

Información
Duración15 horas
Tamaño del grupoentre 10 y 15 personas
Sesiones en vivoon-line (zoom), 3 horas/semana
Dedicación adicional1 hora semana
InversiónContáctanos

Si te interesa esta experiencia para tu organización, contáctanos en info@emergentes.org

Tal vez esté en tu cuestionamiento alguna de estas preguntas:

 

¿Cómo puedo liderar desde la transparencia e integridad, generando un entorno dónde las personas revelen sus talentos y su compromiso?

¿Cómo movilizar ideas y valores que transmitan entusiasmo a las personas, ejercer de entrenador y desarrollar sus habilidades y competencias?

¿Cómo propiciar la creación de una cultura de trabajo dónde todos sumen poniendo a disposición sus talentos y capacidades?

 

¿Crees que podrían ser éstas, claves para abordar este contexto de complejidad y adentrarse a liderar en lo emergente?

Esta experiencia de aprendizaje es para tí, si…

 

Eres una persona pionera que quiere dar respuesta a la realidad compleja que nos envuelve y generar nuevos escenarios de posibilidades. Y crees que las personas y las relaciones son el habilitador fundamental para llevar a término con éxito cualquier proceso de cambio.

Forma parte de este encuentro de pioneros de lo emergente, diseñado para todos los líderes en tiempos de transición

Facilitadores

Carmen Molina

Considero a las organizaciones como un organismo vivo y dinámico en constante cambio y transformación.
La evolución real de personas y organizaciones supone retornar al origen, a rescatar los talentos, su dimensión humana. Y abrir las posibilidades de que surjan nuevos modelos de relación colaborativa que partan de un verdadero compromiso de las personas.
Co-crear el futuro desde la suma de la diversidad abre los caminos hacia lo nuevo que emerge.

Pepa Teno

Trabajo desde hace muchos años en el ámbito corporativo, con personas, equipos y organizaciones, acompañándolos a crear y crecer en espacios de confianza, posibilidad y colaboración. Me apasionar aprender y enseñar a aprender. La conversación, la emoción y el cuerpo son elementos clave para la evolución personal, la colaboración y el desarrollo organizacional. Conecto disciplinas desde la integración para ofrecer el mejor servicio.

Pedro Martín de Hijas

Desde mi experiencia en innovación y creatividad inicié hace unos años, junto con un grupo de inquietos colegas, la exploración y experimentación de nuevos formatos de relación organizacional. Comprobamos que la inteligencia colaborativa es la clave para avanzar en la complejidad. Y, ahora, es el momento de aportar estas experiencias y habilidades para co-crear con nuestros clientes la evolución de sus organizaciones.

Juan Jiménez Rocabert

Diseñador y facilitador de Servicios, construyendo espacios de conversación, escucha y compromiso, que invitan a los participantes a mostrar su potencial, a que conecten entre ellos y diseñen sus propias soluciones, mediante un aprendizaje práctico que incorporen a su vida y les facilite la toma de decisiones.

Lo que aprenderás…

Una nueva concepción de líder-facilitador que devela los talentos y potencia la colaboración

ADQUIERE:

  • El sentido de la reflexión y la conversación entre pares, redescubriendo el poder de la Inteligencia Colaborativa.
  • la integración de un aprendizaje de dentro a fuera, asumiendo el autoliderazgo para facilitar un liderazgo consciente.
  • una visión ampliada, con prácticas para la transición a nuevas formas de trabajo que revelan los potenciales de las personas y afianzan su compromiso.
  • la experiencia de un espacio inspirador para compartir en confianza.

Necesitas más información

Estamos a un sólo correo de distancia.

Enfoque

  • Un espacio de reflexión y aprendizaje que facilita el encuentro y la comprensión de los contextos y paradojas  que experimentamos las personas y las organizaciones.
  • Una invitación a conversaciones de intercambio y suma para profundizar en los temas candentes del liderazgo.
  • Una perspectiva ampliada para detectar, desde la Inteligencia Colaborativa, oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

Contenidos

 
  1. La complejidad lo cambia todo.
  2. Liderarse para liderar
  3. Las relaciones en profunda transformación: la clave de la Colaboración.
  4. La evolución hacia un Liderazgo Facilitador.
  5. La necesidad de nuevos marcos de gobernanza.

¿Estás listo/a para esta experiencia?

Nuestra próxima edición de este itinerario tendrá lugar en breve.

Paso 1: Completa el formulario de solicitud y cuéntanos sobre tus inquietudes y necesidades y por qué te gustaría unirte al grupo .

Paso 2: Tendremos una conversación breve contigo para ayudarte a responder tus preguntas y que puedas decidir si este programa es adecuado para ti.

Paso 3:  Te enviaremos información para completar tu registro y pago.

Facilitador de la Colaboración

El nuevo perfil profesional de las organizaciones emergentes

El facilitador de la colaboración entiende una nueva forma de percibir y vivir el trabajo: es creativo y proactivo en la adopción de nuevas prácticas que favorezcan la comunicación, la autogobernanza y la agilidad en la toma de decisiones en las organizaciones.

“Es un líder natural que ha desarrollado una serie de capacidades que lo convierten en un agente de cambio, un pionero de lo Emergente.”

El Perfil del Facilitador de la Colaboración

 

La figura vertebradora que es puente para el afianzamiento de los modelos organizativos colaborativos, claves para el modelo de trabajo que está emergiendo.

Información
Duración40 horas
Tamaño del grupoentre 10 y 20 personas
Sesiones en vivoon-line (zoom), 2 x 3 horas/semana
Compromiso de tiempo2 horas por semana
InversiónA consultar

Si te interesa esta experiencia para tu organización, contáctanos en info@emergentes.org

Los facilitadores de la colaboración son el engranaje para generar compromiso y plenitud en las personas. Para la organización, constituyen el elemento diferenciador para abordar la complejidad:

  • generan una propensión a la colaboración en sus equipos de trabajo, al asegurarse que todas las personas del equipo tienen voz.
  • fomentan conversaciones conscientes que inspiran que emerja la Inteligencia colaborativa de las personas y conforman el terreno y las herramientas para el trabajo colaborativo.
  • construyen un espacio de confianza donde existe una valoración de las distintas perspectivas de los colaboradores y dónde los desacuerdos se resuelven respetuosamente, enfocados en un propósito común.

El mayor reto del facilitador de la colaboración es comprender cómo generar y sostener un modelo de relación colaborativo que invite a las personas a ampliar su compromiso y responsabilidad en la generación de nuevos escenarios de posibilidades en el mundo en que vivimos. Su visión sistémica favorece la reflexión, la conversación y la acción coherente.

Comprender las interacciones sistémicas que nos permitan salir de una mirada reduccionista y actuar de una manera acorde a las necesidades de la organización, dando cabida a la reflexión, la conversación y la acción coherente.

Esta experiencia de aprendizaje es para tí, si…

 

Eres una persona orientada a comprender tu participación y responsabilidad en tu organización desde una faceta muy humana y social. Y buscas alcanzar la armonía entre lo operacional y el desarrollo de personas y relaciones.

Para personas conscientes de que los seres humanos somos el motor, el elemento clave de cualquier organización. Y las relaciones, desde un orden colaborativo, constituyen la gran posibilidad de abordar los retos de la complejidad.

En definitiva, para los pioneros de lo emergente que quieren aprender el nuevo perfil profesional que aborda con éxito la complejidad: “Facilitador de la Colaboración en las organizaciones”.

Facilitadores

Carmen Molina

Considero a las organizaciones como un organismo vivo y dinámico en constante cambio y transformación.
La evolución real de personas y organizaciones supone retornar al origen, a rescatar los talentos, su dimensión humana. Y abrir las posibilidades de que surjan nuevos modelos de relación colaborativa que partan de un verdadero compromiso de las personas.
Co-crear el futuro desde la suma de la diversidad abre los caminos hacia lo nuevo que emerge.

Pepa Teno

Trabajo desde hace muchos años en el ámbito corporativo, con personas, equipos y organizaciones, acompañándolos a crear y crecer en espacios de confianza, posibilidad y colaboración. Me apasionar aprender y enseñar a aprender. La conversación, la emoción y el cuerpo son elementos clave para la evolución personal, la colaboración y el desarrollo organizacional. Conecto disciplinas desde la integración para ofrecer el mejor servicio.

Pedro Martín de Hijas

Desde mi experiencia en innovación y creatividad inicié hace unos años, junto con un grupo de inquietos colegas, la exploración y experimentación de nuevos formatos de relación organizacional. Comprobamos que la inteligencia colaborativa es la clave para avanzar en la complejidad. Y, ahora, es el momento de aportar estas experiencias y habilidades para co-crear con nuestros clientes la evolución de sus organizaciones.

Juan Jiménez Rocabert

Diseñador y facilitador de Servicios, construyendo espacios de conversación, escucha y compromiso, que invitan a los participantes a mostrar su potencial, a que conecten entre ellos y diseñen sus propias soluciones, mediante un aprendizaje práctico que incorporen a su vida y les facilite la toma de decisiones.

Lo que aprenderás…

La figura vertebradora que es puente para el afianzamiento de los modelos colaborativos en las organizaciones

ADQUIERE:

  • Una profundización en la posición personal, para darnos cuenta de que somos generadores de la realidad que vivimos. 
  • Potenciar las habilidades relacionales, ampliando la comprensión sistémica de la organización, mediante la apertura de espacios de colaboración que activen el compromiso.
  • Redescubrir el poder de la Inteligencia Colaborativa para responder más creativamente a la complejidad.
  • La experiencia de un espacio de aprendizaje seguro e inspirador.
  • La actitud, las herramientas y un marco de desarrollo operativo para generar y facilitar unidades colaborativas.
  • La integración de la facilitación como guía de una visión ampliada y nuevas prácticas en la transición a otras formas de trabajo.
  •  

Necesitas más información

Estamos a un sólo correo de distancia.

Enfoque

  • Un programa para desarrollar la mentalidad colaborativa de los profesionales que quieren ser catalizadores y promotores de los nuevos modelos colaborativos.
  • Una enriquecedora experiencia vivencial para integrar las capacidades y las habilidades que activan modelos basados en la Inteligencia Colaborativa.
  • Un siguiente paso natural al itinerario “Activa la colaboración en tu organización”, para generar una masa crítica de profesionales capacitados que implementen la colaboración.

Contenido

  1. El cambio de realidad en los contextos complejos.
  2. Autoliderazgo para liderazgos conscientes
  3. Claves y necesidades de las organizaciones que emergen. 
  4. La comunicación saludable, el cimiento de las relaciones colaborativas.
  5. El arte de actuar desde la Inteligencia Colaborativa.
  6. Activando la Inteligencia Colaborativa: la  autogobernanza.
  7. La gestión de conflictos desde un nuevo posicionamiento.
  8. La co-creación colaborativa, la llave para la sustentabilidad organizacional.

¿Estás listo/a para esta experiencia?

Una próxima edición de este itinerario tendrá lugar en breve.

Paso 1: Completa el formulario de solicitud y cuéntanos sobre tus inquietudes y necesidades y por qué te gustaría unirte al grupo .

Paso 2: Tendremos una conversación breve contigo para ayudarte a responder tus preguntas y que puedas decidir si este programa es adecuado para ti.

Paso 3:  Te enviaremos información para completar tu registro y pago.

Activa la colaboración en tu organización

El Futuro es la Colaboración

La Colaboración es un pilar imprescindible en los momentos actuales. 

Somos conscientes de la dificultad general en cuanto a “colaborar”, ya que prima todavía una mentalidad individualista. Necesitamos explorar y experimentar “nuevas formas de hacer” y habilidades clave para crear espacios de relación y conversación en nuestras organizaciones.

Este es un itinerario guiado, eminentemente práctico, para retomar estas habilidades de la colaboración y activarlas en nuestras organizaciones. 

Es un itinerario humano y social, en el que se crean vínculos y relaciones entre las personas, unidas por un reto compartido.

 

¿Cómo aprender a colaborar inteligentemente?

En buena parte de nuestras organizaciones seguimos actuando de una forma automática, regidos por pautas y modelos procedentes de la revolución industrial: estructuras verticales, liderazgos fuertes, jerarquías rígidas, etc. 

El mundo es hoy muy diferente, cada vez más complejo, interconectado e interdependiente. Aprender a colaborar y conversar inteligentemente en nuestras organizaciones, dando espacio a todas las voces, se convierte en una competencia diferencial.

Esta es la razón de ser de este itinerario vivencial: iniciar el camino de la colaboración, “colaborando”. 

Información
Duración20 horas
Tamaño del grupoentre 10 y 20 personas
Sesiones en vivoon-line (zoom), 2 x 2 horas/semana
Dedicación adicional1 hora por semana
Inversión:A consultar

Si te interesa esta experiencia para tu organización, contáctanos en info@emergentes.org

Esta experiencia de aprendizaje es para ti, si…


Eres un directivo o un profesional de las organizaciones que tienes inquietudes de conocer y obtener una perspectiva práctica de una de las claves fundamentales para abordar la complejidad: la Colaboración.  

Para  activar la Inteligencia Colaborativa, competencia diferencial en lo que emerge, en tus equipos, áreas u organización.

Equipo de Facilitación

Carmen Molina

Considero a las organizaciones como un organismo vivo y dinámico en constante cambio y transformación.
La evolución real de personas y organizaciones supone retornar al origen, a rescatar los talentos, su dimensión humana. Y abrir las posibilidades de que surjan nuevos modelos de relación colaborativa que partan de un verdadero compromiso de las personas.
Co-crear el futuro desde la suma de la diversidad abre los caminos hacia lo nuevo que emerge.

Pepa Teno

Trabajo desde hace muchos años en el ámbito corporativo, con personas, equipos y organizaciones, acompañándolos a crear y crecer en espacios de confianza, posibilidad y colaboración. Me apasionar aprender y enseñar a aprender. La conversación, la emoción y el cuerpo son elementos clave para la evolución personal, la colaboración y el desarrollo organizacional. Conecto disciplinas desde la integración para ofrecer el mejor servicio.

Pedro Martín de Hijas

Desde mi experiencia en innovación y creatividad inicié hace unos años, junto con un grupo de inquietos colegas, la exploración y experimentación de nuevos formatos de relación organizacional. Comprobamos que la inteligencia colaborativa es la clave para avanzar en la complejidad. Y, ahora, es el momento de aportar estas experiencias y habilidades para co-crear con nuestros clientes la evolución de sus organizaciones.

Juan Jiménez Rocabert

Diseñador y facilitador de Servicios, construyendo espacios de conversación, escucha y compromiso, que invitan a los participantes a mostrar su potencial, a que conecten entre ellos y diseñen sus propias soluciones, mediante un aprendizaje práctico que incorporen a su vida y les facilite la toma de decisiones.

Lo que aprenderás…

La competencia de activar la Colaboración Inteligente en tu Organización.

ADQUIERE:

  • Las claves y las posibilidades de las organizaciones que colaboran.
  • El entrenamiento y la experimentación de la colaboración desde una triple vertiente:
    • La aplicación de herramientas facilitadoras,
    •  La práctica de procesos y procedimientos que aportan equidad, transparencia y eficacia a estas formas de trabajo colaborativo,
    • La interiorización de modelos de comportamiento y motivación que invitan a la colaboración.
  • La competencia para diseñar un plan de activación de la Colaboración en tu entorno de actuación.

Necesitas más información

Estamos a un sólo correo de distancia.

Enfoque

  • Es un itinerario para un cambio de marco mental (“mindset”). No es una técnica ni un procedimiento, sino que se busca otro contexto práctico desde donde interactuar.
  • El foco estará en la experiencia y las conversaciones, con el objetivo de interiorizar, reflexionar y obtener conclusiones que faciliten “nuevas formas de hacer”
  • Es un inicio para abrir un camino de colaboración dentro de cada organización y entre organizaciones.

Contenidos

 

  1. Vínculos, conexión y contexto.
  2. La Confianza, clave de una buena colaboración.
  3. La Unidad Colaborativa y la Comunicación Consciente.
  4. Espacios de creación colaborativa.
  5. Decisiones y conflictos.
  6. Contextualizando lo colaborativo.
  7. Activación: luces y sombras.

¿Estás listo/a para esta experiencia?

Nuestra próxima edición de este itinerario comenzará el próximo 22 de febrero de 2022.

Estamos abriendo un nuevo grupo. Te esperamos.

Paso 1: Completa el formulario de solicitud y cuéntanos sobre tus inquietudes y necesidades y por qué te gustaría unirte al grupo .

Paso 2: Tendremos una conversación breve contigo para ayudarte a responder tus preguntas y que puedas decidir si este programa es adecuado para ti.

Paso 3:  Te enviaremos información para completar tu registro y pago.

Contenido premium

El contenido al que intentas acceder está restringido a miembros de la Comunidad Emergentes